ad-970

Método KiVa: ¿Cómo funciona?

El método KiVa es la herramienta principal de las escuelas finlandesas contra el bullying, y ha demostrado resultados extraordinarios, logrando reducir el bullying en colegios hasta en un 60%, y mejorando significativamente las calificaciones de los estudiantes.

¿De qué se trata KiVa? 

El método utilizado en el programa KiVa consiste en no centrarse en la confrontación entre acosado y acosador (ni tratar de obligar al niño o niña acosado para que sea más extrovertido en vez de tímido, ni al acosador para que sienta “pena” por los demás) sino que se basa en la actuación sobre los alumnos testigos.

En muchos casos, los compañeros del alumno acosado llegan a considerar que lo que le ocurre que es normal, incluso divertido, aunque su opinión más personal sea diferente. (Pueden ser empáticos o saber que está mal pero participan en la observación pasiva del proceso de bullyig).

Los observadores son la clave 

Lo que se pretende hacer a través del método es influir en los espectadores para que no participen indirectamente en el acoso. Si esto se consigue, el acosador, que necesita de reconocimiento para proseguir con el bullying, dejará de hacerlo al no recibir reconocimiento, temor o atención del grupo.

En el programa KiVa los estudiantes son instruidos en unas 20 clases a los 7, 10 y 13 años (edades clave en el desarrollo del menor) para identificar las diferentes formas de bullying. De este modo ya son concienciados desde bien pequeños.

Fomento de valores en los más pequeños  

En el programa KiVa los estudiantes son instruidos en unas 20 clases a los 7, 10 y 13 años (edades clave en el desarrollo del menor) para identificar las diferentes formas de bullying; también se identifican valores como la empatía, el respeto por los demás, la igualdad, el trabajo en equipo, la colaboración, etc.

Los materiales que utiliza KiVa van desde charlas con los profesores hasta videojuegos y películas.

Si desde los primeros años somos educados para no apoyar pasivamente actos de violencia, es concebible que la mentalidad de los adultos también cambie en muchos sentidos.

Fuente: PSICOLOGÍA Y MENTE