Ayer era maestro, hoy es la maestra Andrea Carolina

0
295

Respeto a los derechos humanos, política incluyente, equidad… son temas que suenan todos los días en los medios, en el diseño de las políticas educativas y en las recomendaciones que se les hacen a los directivos y maestros para aplicarlos en su práctica docente.

En el papel suenan políticamente correctos y muy deseables, todos somos defensores de los derechos humanos, nos decimos incluyentes y hasta libres de prejuicios, hasta que la realidad nos presenta un caso como este:

El maestro Sergio Márquez de la Escuela Secundaria Mixta 4 de Zapopan, Jalisco llegó un día a dar clases vestido de mujer y pidió que desde ese día se le llamara Andrea Carolina…

Despedir a la maestra sería un claro acto discriminatorio que atenta contra sus derechos humanos y por supuesto, contrario a una política incluyente y de equidad. El caso llegó hasta la Secretaría de Educación del Estado y a la Comisión de Derechos Humanos Estatal. La escuela resolvió el problema sin despedir a la maestra y creando un aula espejo con otra maestra para aquellos alumnos que se sientan incómodos con Andrea Carolina.

Además de sentar un precedente nacional, el caso pone en la mesa el debate sobre los docentes transgénero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí