Cambios de difusión de video al video bajo demanda: Nuevos consumidores

0
383

Cambios de difusión de video al video bajo demanda: Nuevos consumidores

Por Marcus Weldon, director técnico de Alcatel-Lucent.

Estudios realizados por los BellLabs sugieren que ya para el año 2020 los consumidores Unidos verán en promedio 7 horas de video al día, y, además, que cada vez más este video será visto en tabletas, tanto en el hogar como de forma móvil. Las proyecciones indican una gran modificación en los hábitos con respecto a los videos, ya que los consumidores pasarán de los actuales contenidos de difusión de video, a servicios de video bajo demanda, que se incrementarán hasta alcanzar 70% del consumo diario, en lugar del actual 33 por ciento.

El suministro de video desde la nube y desde redes de distribución de contenidos a las tabletas, televisiones y teléfonos inteligentes -con una calidad garantizada- supone una apasionante oportunidad de conseguir nuevos ingresos por parte de los proveedores de servicios de comunicaciones, pero esto sólo será posible si están preparados. Si no se gestiona adecuadamente, el rápido crecimiento en el tráfico de video puede transformarse en un auténtico desastre.

Es importante ver dónde tendrán más impacto las inversiones de los proveedores de servicios, y esta investigación revela claramente que la frontera de las redes IP tanto fijas como móviles –que cada vez más se están volviendo una misma cosa– ofrece la mayor oportunidad para mejorar las prestaciones de la red. Al mismo tiempo, es también la mayor fuente de riesgo si no se gestiona apropiadamente.

YouTube es visitado por más de mil millones de usuarios diferentes al mes; que ven más de seis mil millones de horas al mes, lo que equivale a casi una hora por cada persona en la Tierra; y que se suben 100 horas de video a YouTube por minuto. Este ejemplo y el aumento en el número de tablets, teléfonos inteligentes y demás dispositivos, indica un estudio de los Bell Labs, la División de Investigación de Alcatel-Lucent, que el aumento del consumo de contenidos de video en dichos dispositivos pondrá al límite durante la próxima década a las redes fijas de banda ancha que transportan este tráfico.

Las proyecciones también sugieren un aumento de 12 veces en el volumen de contenidos de video en Internet a medida que los servicios en la nube, los nuevos sitios y las aplicaciones de redes sociales van basándose cada vez más en video, accesible de modo continuo en cualquier lugar y en cualquier momento a través de las tabletas.

El estudio pone también de manifiesto cómo estas tendencias agotarán las capacidades de las redes de banda ancha residenciales utilizadas por muchos de los proveedores de servicio: a medida que la entrega de contenidos de video vaya pasando de la teledifusión tradicional a la entrega “unicast” de contenidos personalizados, irá también aumentando la presión puesta en la “frontera IP” de estas redes.

El resultado es que el video bajo demanda supondrá una buena parte de las horas que se pasa delante de una pantalla, y causará que en la hora punta el tráfico en la frontera de las nuevas redes basadas en IP crezca 2,5 veces más rápido que la cantidad de tráfico existente en las conexiones de banda ancha que llegan a los hogares. Este reto deberá ser abordado en su totalidad si los proveedores de servicios de comunicaciones quieren mantener su capacidad para suministrar a los consumidores servicios multimedia residenciales de alta calidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí