Competencias laborales, ¿qué significa este término?

0
366

competencia laboralLas competencias laborales son utilizadas en el área de capital humano de una institución educativa para muchas áreas, entre ellas: para definir un perfil a contratar, para entrevistar a los candidatos que van a cubrir ese perfil, para desarrollar sus programas de capacitación, etc. La competencia laboral “se focaliza en la determinación de las capacidades conductuales que pueden decidir un desempeño superior de un individuo en su trabajo” este modelo está estrechamente vinculado a los niveles directivos de una institución, los cuales tienen la responsabilidad de tomar decisiones, mantener una comunicación adecuada con los subordinados y superiores, crear estilos de liderazgo, trasladar objetivos estratégicos y valores organizacionales, garantizar el correcto funcionamiento de los equipos de trabajo, buscar consenso, etc.

Cuando una persona me pregunta que es una competencia – para el ámbito laboral, generalmente lo defino como: El conjunto de conocimientos habilidades y actitudes que una persona requiere para su desempeño profesional.

Las competencias laborales se dividen en:

Saber: conocimientos relacionados con el comportamiento implicados en la competencia; pueden ser de carácter técnico (orientados a la realización de tareas) y/o de carácter social (orientados a las relaciones interpersonales)”.

Saber Hacer: habilidades que permiten poner en práctica los conocimientos que se poseen; se puede hablar de habilidades técnicas, habilidades sociales o habilidades cognitivas”.

Saber Estar: actitudes de acuerdo con las principales características del entorno organizacional y/o social (cultura, normas, etc.)”.

Querer Hacer: aspectos motivacionales responsables de que la persona quiera o no realizar los comportamientos propios de la competencia”.

Poder Hacer: factores relacionados con la capacidad personal y el grado de adaptarte al medio”.

Los anteriores elementos llevan al hacer, osea a la competencia.

Según Leonard Mertens – Consultor de Recursos Humanos – los tipos de competencias se pueden dividir en:

Competencias básicas: son las que se relacionan con la formación y que permiten el ingreso al trabajo: habilidades para la lectura y escritura, comunicación oral, cálculo, entre otras.

Competencias genéricas: se relacionan con los comportamientos y actitudes laborales propios de diferentes ámbitos o diferentes segmentos de la educación, como, por ejemplo: la capacidad para el trabajo en equipo, habilidades para la negociación, planificación, etc.

Competencias específicas: se relacionan con los aspectos técnicos directamente vinculados con la ocupación y no son tan fácilmente transferibles a otros contextos laborales como: la operación de equipo de tecnología especializado, la formulación de proyectos de infraestructura, etc.

Para poder llevar a cabo un Sistema de Administración de Capital Humano por Competencias, generalmente las instituciones educativas cuentan con un Catálogo de Competencias, en el cual se define a detalle el significado de cada competencia, para así saber cómo ponerlas en práctica en la institución.

Las grandes instituciones educativas ya han identificado las “Competencias Genéricas” – viables para cualquier colegio de educación básica, media superior, superior etc; las personas que cuenten con ellas podrán insertarse fácilmente en el mundo laboral, estas competencias las nombraron bajo el termino de EMPLEABILIDAD: la capacidad que tiene una persona de ser elegida por los empleadores, por su diversidad de cualidades (conocimientos, habilidades y actitudes), en función de los beneficios que le puede aportar (a la institución), la confianza que le inspira y el potencial de desarrollo que demuestra.

Traducido en palabras más coloquiales significa el conjunto de características que debes buscar al contratar a un nuevo colaborador y si deseas que éste destaque en cualquier entorno.

A continuación encontrarás esa lista con una breve explicación de las mismas:

  1. Gente Flexible, pero que demuestre una verdadera flexibilidad en sus actos, “ es la capacidad que tienes de adaptarte a nuevas situaciones”, no de dientes para afuera, como suele suceder …
  2. Capacidad de trabajo, significa que verdaderamente estés orientado al trabajo, pase lo que pase, priorizar tus objetivos laborales sobre los personales.
  3. Fuerte orientación a logros y resultados, lo que hace diferente a un directivo o docente ejecutivo de otro es la obtención de RESULTADOS.
  4. Alta competitividad (conocimientos, idiomas), ahora en muchas instituciones te contratan si cuentas con una gran base de conocimientos, estar actualizado te hace más atractivo.
  5. Habilidad para trabajar en equipo, las personas ya no trabajan solas, los resultados se consiguen cuando trabajas coordinadamente con otras personas.
  6. Responsabilidad por el auto- desarrollo, la auto-capacitación es la palabra de hoy, en el pasado las instituciones te daban todo “peladito y en la boca”, ahora tu mismo tienes que resolver muchas de tus necesidades de formación profesional.
  7. Autonomía, es “la capacidad para escoger normas para uno mismo sin la influencia de presiones externas o internas”.
  8. Tolerancia al estrés, reconocer las causas -internas y externas- que lo provocan, te permitirá elegir estrategias para una mejor toma de decisiones en tu trabajo diario.
  9. Empuje y energía, la energía es tu fuerza profesional puesta en acción …
  10. Creatividad, existe cuando hay la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.
  11. Iniciativa / Proactividad, se puede definir en pocas palabras: hacer, lo que se debe de hacer, bien hecho; sin que nadie lo mande.
  12. Salud física y mental, es el equilibrio entre una persona y su entorno socio-cultural lo que garantiza su participación laboral.
  13. Relaciones Interpersonales, la habilidad que demuestras al interactuar con otras personas de manera correcta.
  14. Capacidad de comunicarse, informar, saberse expresar correctamente, escuchar a los demás.
  15. Ética Profesional, tiene que ver con la moral, las virtudes profesionales y el deber ser.
  16. Actitud de Servicio, el servicio en muchas ocasiones lo he definido como un acto conciente, libre y responsable.
  17. Imagen, cuidar tu imagen personal, siendo siempre una persona ejemplar.

Si aún no cuentas con un catálogo de competencias, éste es un buen inicio, y a partir de estas características puedes empezar a construir tu sistema de administración de capital humano para que la institución que hoy representas este realmente a la vanguardia educativa.

Alfredo Garay Morillo
Coach para la búsqueda de empleo
alfredo.garay@sdf.com.mx
www.sdf.com.mx
@alfgaraym

Foto: Bob Jagendorf via photopin cc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí