Definiendo competencia – para el ámbito laboral

0
193

Los anteriores elementos llevan al hacer, es decir, a la competencia. Según Leonard Mertens – Consultor de Recursos Humanos – los tipos de competencias se pueden dividir en:

Competencias básicas.– Son las que se relacionan con la formación y que permiten el ingreso al trabajo: habilidades para la lectura y escritura, comunicación oral, cálculo, entre otras.

Competencias genéricas.- Se relacionan con los comportamientos y actitudes laborales, como por ejemplo: la capacidad para el trabajo en equipo, habilidades para la negociación, planificación, etc.

Competencias específicas.- Se relacionan con los aspectos técnicos directamente vinculados con la ocupación y no son tan fácilmente transferibles a otros contextos laborales como: la operación de equipo de
tecnología especializado, la formulación de proyectos etc.

Para poder llevar a cabo un Sistema de Administración de Capital Humano por Competencias, generalmente las instituciones educativas cuentan con un Catálogo de Competencias en el cual se define a detalle el significado de cada competencia, para así saber cómo ponerlas en práctica en la Institución. Las grandes Instituciones Educativas ya han identificado las “Competencias Genéricas” viables para cualquier colegio de Educación Básica, Media Superior, Superior etc. Las personas que cuenten con ellas podrán insertarse fácilmente en el mundo laboral, estas competencias se nombran bajo el término de EMPLEABILIDAD, entendiéndose como la capacidad
que tiene una persona de ser elegida por los empleadores, por su diversidad de cualidades (conocimientos, habilidades y actitudes), en función de los beneficios que le puede aportar (a la institución), la confianza que le inspira y el potencial de desarrollo que demuestra.

Al contratar a un nuevo colaborador que se desea que destaque en cualquier entorno, se buscarán las siguientes características:

1. Gente Flexible. “Es la capacidad que se tiene para adaptarte a nuevas situaciones”.

2. Capacidad de trabajo. Significa que verdaderamente se esté orientado al trabajo, priorizar los objetivos laborales sobre los personales.

3. Fuerte orientación a logros y resultados. Obtención efectiva de RESULTADOS.

4. Alta competitividad (conocimientos, idiomas). Estar actualizado es más atractivo.

5. Habilidad para trabajar en equipo. Obtención de resultados trabajando coordinadamente con otras personas.

6. Responsabilidad por el auto- desarrollo. La auto-capacitación, resolver las necesidades de formación profesional.

7. Autonomía. Es “la capacidad para escoger normas para uno mismo sin la influencia de presiones externas o internas”.

8. Tolerancia al estrés. Reconocer las causas -internas y externas- que lo provocan, y elegir estrategias para una mejor toma de decisiones en el trabajo diario.

9. Empuje y energía. La energía es la fuerza profesional puesta en acción.

10. Creatividad. Es la generación de nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que producen soluciones originales.

11. Iniciativa/ Proactividad. Hacer lo que se debe de hacer, bien, sin que nadie lo mande.

12. Salud física y mental. Equilibrio entre una persona y su entorno sociocultural.

13. Relaciones lnterpersonales. Habilidad al interactuar con otras personas de manera correcta.

14. Capacidad de comunicarse. Expresarse correctamente, escuchar a los demás.

15. Ética Profesional. Conducción moral, las virtudes profesionales y el deber ser.

16. Actitud de Servicio. Acto consciente, libre y responsable.

17. 1magen. Cuidar tu imagen personal, siendo siempre una persona ejemplar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí