Educación Financiera

0
256

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”

Benjamín Franklin

¿Qué tienen en común los ingenieros, científicos, artistas o cirujanos? Aunque parezca chiste. Todos, incluyendo cualquier otra profesión, tiene en común una cosa: Educación Formal. Pero puedo preguntar ¿son todos capaces de encontrar armonía en sus ingresos?

Uno puede ser experto en matemáticas, física, contabilidad o incluso anatomía del pingüino pero ¿qué conciencia tienen del futuro?

Aceptémoslo; un mal común que aqueja a nuestra sociedad son los malos hábitos financieros. Los hechos:

  • La mayoría de los mexicanos comenzamos a ahorrar después de los 35 años
  • Nos estresa la situación financiera
  • Creemos que la tarjeta de crédito es un aumento de sueldo
  • 80% de las familias ahorran fuera del sistema financiero
  • Más de una tercera parte de los mexicanos gastamos más de lo que nuestro ingreso nos permite
  • Los adultos mayores se convierten en hijos de sus hijos
  • Y el dinero mal habido está al alcance de niños que son seducidos por el crimen organizado

Pero bien, que son las deficiencias sino áreas de oportunidad. Espacios donde convergen las buenas ideas, las buenas intenciones y sobre todo las buenas acciones.

La buena noticia es que actualmente vivimos una etapa que nunca jamás se repetirá en nuestro país: el bono demográfico. Es el proceso en que la pirámide poblacional se está transformando en un suculento panque lleno de energía. Es el fenómeno que se da dentro del proceso de transición demográfica en el que la población en edad de trabajar es mayor que la dependiente (niños y adultos mayores), y por tanto, el potencial productivo de la economía es mayor. Si es bien aprovechado, el bono demográfico o ventana de oportunidad constituye uno de los factores de desarrollo más importantes para nuestro país.

El compromiso está sobre la mesa y en nuestras manos tomar acción. La educación financiera en el eje del sistema educativo, apoyado por lo que se vive en casa, puede abrir las puertas de la prosperidad y el desarrollo. Los buenos hábitos perdurarán.

Ing. Eduardo Corona
Ingeniero en Sistemas por el ITESM.
Emprendedor, apasionado por los negocios. Conferencista.
Asesor financiero y Director General de Portento:
Abundancia financiera lleva la misión de transformar el talento financiero de sus clientes
en valor para beneficio de sus familias y la sociedad.
@portentomx y @coronamx, correo:contacto@portento.mx

Foto: Flicktone via photopin cc

Compartir
Artículo anterior¿Cómo iniciar una estrategia de recursos humanos?
Artículo siguienteDéficit de atención
Empresario y Coach mexicano con más de 20 años de experiencia en el cierre de ventas e inscripciones para instituciones educativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí