El sistema educativo mexicano afectado por las desigualdades

0
786
sistema educativo mexicano afectado por la desigualdad
Sistema educativo mexicano afectado por la desigualdad

Silvia Figueroa Zamudio, ex rectora la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

No puede avanzar dejando focos rojos porque afectarán al sistema educativo mexicano en su conjunto. La economía del país condiciona el desarrollo de las políticas públicas, entre ellas la del sector educativo.

El sistema educativo mexicano tiene un desempeño mediano, pues sigue siendo inequitativo y se ve afectado por las desigualdades, patrones diversos y externalidades. De ahí la importancia de reconocer e impulsar los resultados favorables a través de un sólido sistema educativo tridimensional que funcione a partir de compromisos, resultados y estímulos.

La política educativa en México debe visualizarse como un engranaje completo y a largo plazo, es urgente consolidar el sistema educativo nacional que necesita nuestro país. A los indicadores y tendencias en materia educativa que existen a nivel mundial, hay que tomarlas como eso, como tendencias y referentes, pero a pesar de las recomendaciones o presiones internacionales que puedan existir, debemos encontrar la medida exacta para nuestro sistema educativo, muy a la mexicana.

Desde la perspectiva local, lo que necesitamos es de un modelo mixto en el que las “variables exógenas” correspondan a organismos nacionales como la Subsecretaría de Educación Superior y la Anuies (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior); mientras que las “variables endógenas” correspondan a las instituciones públicas, de manera que se puedan ir cumpliendo los objetivos de acuerdo con las características, contextos y tiempos propios, siempre desde una prospectiva que muestre hacia donde se transita y cuánto se ha avanzado.

Este tipo de estrategia va mucho más allá de solicitar más presupuesto para la educación en términos del Producto interno bruto. No se trata solo de dinero sino determinar cómo y en qué se gasta, así como revisar permanentemente los impactos de las inversiones, de los recursos -que por definición son escasos- y condicionar una parte a la consecución de metas y objetivos en cada centro educativo.

Más que nunca es importante la participación del gobierno federal en todo el territorio nacional. No es excusable la remisión de los problemas a zonas conflictivas; Michoacán, Oaxaca, Guerrero, requieren el apoyo federal. El gobierno federal no puede avanzar en otros estados dejando focos rojos en el país porque afectarán al sistema educativo mexicano en su conjunto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí