Equidad Educativa

0
754

Equidad Educativa

Por: Verónica Gutiérrez

Como en muchos ámbitos, en México persiste la desigualdad, y la calidad educativa esto no es la excepción, ya que quienes habitan en localidades rurales o marginadas tienen muchas carencias en cuanto al acceso a la Educación.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) señala que la población de éstas localidades, de entre 15 y 17 años de edad, no tienen acceso tan fácilmente a la educación, algunos de los motivos:  su  nivel económico, las distancias que tienen que recorrer para asistir a alguna escuela,  o porque sus padres tienen una nula o baja escolaridad y no les fomentan a sus hijos la importancia de tener una educación.

Se sabe que la Educación es un derecho básico para cualquier persona, sin embargo, esto está muy lejos de ser realidad, ya que por la falta de ésta, hay un  alto índice de analfabetismo, lo que causa uno de los mayores problemas en la sociedad, haciendo que las personas de ese sector, se vean marginadas por la falta de conocimientos y esto hace que sean víctimas de engaños, lo que provoca que se recluyan socialmente y muestren más vulnerabilidad a nivel socioeconómico. Asimismo, las personas con poco acceso a la educación se ven obligadas a realizar trabajos con menor remuneración económica en comparación a los que manejan un mayor grado de escolaridad.

Estudios señalan que solo el 65 por ciento de la población indígena termina la educación secundaria, mientras que el 78 por ciento de los adolescentes de hogares no indígenas sí terminan esta etapa escolar, también se destaca que más de cinco millones de personas de 15 años o más es analfabeta, esto es aproximadamente el 6.7 por ciento de la población, siendo la falta de educación, deserción escolar, necesidad de trabajar a temprana edad, la carencia de escuelas y colegios en ciertos sectores rurales algunas de las razones del analfabetismo.

Con estos datos nos damos cuenta que todavía hay mucho que hacer para asegurar los niveles mínimos de aprendizaje en escuelas y que se requiere mayor eficiencia en el sistema educativo, el reto es lograr que la distribución del servicio no solo sea igualitaria sino justa para aquellos a los que se les ha marginado, que sea de calidad y satisfaga las necesidades de quienes lo reciben,  por lo que  habrá que unir esfuerzos tanto los gobiernos como los padres de familia y maestros para se pueda lograr que en todos los niveles educativos haya equidad, educación, igualdad, justicia e inclusión.

Si quieres seguir leyendo nuestra Revista Educativa, suscríbete a nuestro boletín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí