El esfuerzo del estudiante: una reflexión sobre lo ocurrido en el ITAM

0
1065
El esfuerzo del estudiante
El esfuerzo del estudiante

Hoy en día se cuentan muchos chistes acerca del esfuerzo del estudiante en su etapa universitaria; chistes que, muchas veces, implican el suicidio. Aunque suene a broma, y llegue a dar mucha risa, no está de más mencionar que este no es un tema que deba tomarse a la ligera.

Un ejemplo de esto fue lo sucedido el pasado 11 de diciembre, cuando una estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) decidió ponerle fin a su vida; supuestamente, por el nivel de estrés causado por las altas exigencias de la institución.

Ante este suceso, los alumnos decidieron convocar a un paro total de actividades, como forma de protesta ante la sobrecarga de trabajo que se ven obligados a sobrellevar en dicha escuela. Este paro se llevó a cabo el pasado 16 de diciembre.

El trasfondo del esfuerzo en la vida universitaria

¿Cuánto cuesta el esfuerzo del estudiante?
¿Cuánto cuesta el esfuerzo del estudiante?

Una etapa donde el estudiante muchas veces no percibe un sueldo, porque su única responsabilidad sigue siendo estudiar; pero que aún así, los gastos en transporte y materiales son excesivos. Donde, muchas veces, los alumnos se sienten abrumados por la cantidad de trabajo por parte de cada una de sus materias.

Horarios de clases que obligan al alumno permanecer de sol a sol en la institución, corriendo el riesgo de ser víctima de la delincuencia. Pocas horas de sueño y muchas tazas de café se vuelven la rutina diaria del joven universitario. El estrés de la vida adulta poco a poco aumenta.

Es claro que la universidad es, por lo menos en México, la etapa más difícil de la vida académica. Pero, ¿todo el esfuerzo del estudiante es en vano?

No dejes de sembrar, que a su tiempo segarás

¡El esfuerzo de hoy es el éxito de mañana!
¡El esfuerzo de hoy es el éxito de mañana!

La tercera ley de Newton, conocida por todos, dicta que “para cada acción existe una reacción igual y opuesta”. En la vida universitaria, el esfuerzo y cansancio de hoy, pueden convertirse en el éxito y descanso de mañana, si se practican de la manera correcta.

Carlos Mota, escribió en la Carta a los estudiantes del ITAM:

“Queridos estudiantes: no renuncien nunca a las exigencias académicas de su gran universidad. Esas exigencias constituyen la esencia misma del Instituto, lo que le ha definido y su mayor ventaja. Es, muy probablemente, la razón por la que se inscribieron en él.”

Con el fin de recordarles que, no por nada, es Instituto es reconocido como una de las mejores escuelas del país; y que cada gota sudor, cada noche en vela, cada esfuerzo por terminar una carrera, tendrá su recompensa.

Como todo en la vida, tiene que ver mucho el carácter de la persona y la decisión que tenga para lograr una meta. Sin embargo, no debemos de perder de vista que todo lo que vale la pena tiene un precio, y hay que estar dispuestos a pagarlo.

En este tiempo donde el esfuerzo es poco valorado, ¡atrévete a ser lo suficientemente valiente para dar dos pasos en donde todos dan uno! Que las exigencias escolares sean escalones a tu éxito, y no piedras que te hundan.

Desde Revista Educativa exhortamos a nuestros lectores a no darse por vencidos con la educación superior. Es dura, ¡pero es lo que más necesita el país!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí