La complejidad que plantea el mundo contemporaneo

0
212
  • DrogasUso, abuso, dependencia de ATOO (alcohol, tabaco y otras drogas).
  • Problemas de salud como los TCA’S (trastornos de la conducta alimentaria) y obesidad.
  • Depresión, ansiedad, estrés y TOC’s (trastornos obsesivos compulsivos).
  • Violencia intrafamiliar, violencia y acoso en las escuelas (Bullying).
  • Inseguridad, asaltos, aunado a una escasa cultura de la legalidad, Delito.
  • Conductas sexuales de riesgo (a edad temprana, sin protección, infecciones de transmisión sexual) ETS’s

Todo ello, nos ha llevado a repensar el papel de los centros educativos y de quienes están inmersos en la educación de los niños y adolescentes. Por lo tanto debemos fomentar el trabajo en equipo en específico en las comunidades educativas, pues ante las situaciones antes descritas los estudiantes necesitan tener herramientas y apoyo que validen las conductas que favorezcan ambientes sanos y por el contrario se eliminen aquellas conductas que no son propicias para su óptimo desarrollo.

Por ello es necesario reconocer las conductas de riesgo, sus consecuencias en la cotidianidad de los niños y jóvenes (escuela, familia, plan de vida) y las soluciones que existen y pueden ser entrenadas tanto en los jóvenes, los padres de familia y en los ambientes escolares (maestros, directivos).

En México la población adolescente representa cerca del25% de la población total del país (INEGI, 2010). Este grupo posee características y necesidades propias que demandan a su vez cuidados especiales, ya que la adolescencia es una etapa en la que los jóvenes se enfrentan a situaciones nuevas ante las cuales no siempre cuentan con los elementos necesarios que les permita prevenir situaciones de riesgo para la salud.

 

Foto: Curtis Gregory Perry via photopin cc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí