La motivación en el aula

0
302

 

En el manejo de niños usamos el término “motivación” con mucha facilidad, ya que el docente busca provocar ese impulso interno que propicia mayor  interés, atención o entusiasmo para aprender.

 

Una de las clasificaciones muestra 2 tipos de motivación

 

  • POR ALEJAMIENTO
  1. En esta el individuo visualiza situaciones que le atemorizan o afectan.
  2. Creando una pesadilla de cual hay que huir. Por ejemplo: “Voy a estudiar para no reprobar el examen” o “Me portare bien en clase para que no me reporten”.

 

  • POR ACERCAMIENTO
  1. En este caso la persona imagina una experiencia agradable, de disfrute o crecimiento.
  2. Visualizando un sueño que puede cumplir, que generalmente le inspira. Por ejemplo: “Estudiare para sacar un 10” o “Me comportare en clase para aprender sobre este tema”.

 

Darse cuenta de cómo se motiva la gente y nosotros mismos es valioso, pero reflexionar sobre como motivas a tus alumnos lo es más; ya que esto se aprende y se convierte en una forma predominante de ver el mundo o reaccionar.

 

Evidentemente en la motivación por alejamiento tendremos sujetos desgastados o cansados y en la motivación por acercamiento tendremos  una disposición mayor o más entusiasta.

 

¿Qué hay más en tu vida, crítica o felicitación?

 

¿Qué provocas más, la visualización de recompensas o de castigos?

 

Tú puedes modificar el ambiente en tu aula, además de mejorar la forma en que tus alumnos ven la vida. Esto evidentemente mejoraría la dinámica enseñanza-aprendizaje y elevaría el desempeño académico.

 

Un ejercicio que ayudará es: Escribir las frases que usualmente dices para motivar a la gente (hijos, pareja, alumnos, etc.) y analizar si estas llevan a un tipo de motivación u otra.

 

Además es útil escucharte o grabarte durante la  clase, así como detenerte en las conversaciones de tus alumnos para conocer como se motivan.

 

La decisión de cómo ver y llevar la vida siempre ha estado en tus manos, ya que la forma en la que se interpretan las situaciones se puede detectar- reflexionar- modificar y finalmente mejorar.

 

Por: Mtra. Ligia Olmedo Santillana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí