Liderazgo positivo, ¿Para qué?

1
398

Los escenarios ideales para un líder no existen, él mismo crea el suyo y, lo primero que hace es establecer una atmósfera con actitudes positivas para que el equipo de trabajo sea eficaz, eficiente y posiblemente, armónico. Sigue estos consejos de liderazgo positivo.

Como el cambio constante es común en todos los espacios de trabajo, la mayoría de los líderes se enfocan casi todo el tiempo en los aspectos negativos o problemáticos del cambio. Un líder que se enfoca en el cambio positivo es poco común y valioso. No todos lo dominan, aunque todos pueden lograrlo.

Actitudes positivas, ¿para qué?

Teóricos contemporáneos han señalado que los sucesos negativos y la retroalimentación de desaprobación ejercen una influencia mayor y más perdurable en las personas que los eventos positivos y alentadores.

Las personas tienden a poner más atención a los fenómenos negativos que a los positivos, y por una buena razón. Ignorar una amenaza negativa podría costarle la vida; no atender a los acontecimientos negativos es peligroso. Sin embargo, ignorar una apariencia positiva y placentera sólo podría causar arrepentimiento. En consecuencia, los líderes y las organizaciones (constantemente confrontados por problemas, amenazas y obstáculos) tienden a enfocarse mucho más en lo negativo que en lo positivo.

Los líderes deben decidir conscientemente, poner atención al lado positivo, de lo contrario las tendencias negativas dominarán sobre las positivas. En otras palabras, liderar un cambio positivo implica ir en contra de la corriente. No es necesariamente algo natural; requiere de habilidades y práctica.

La afirmación de Mahatma Gandhi ilustra la necesidad de una actitud positiva, aunque sea difícil lograr: “Mantén tus pensamientos positivos, porque tus pensamientos se convierten en tus palabras. Mantén tus palabras positivas, porque tus palabras se convierten en tu comportamiento. Mantén tu comportamiento positivo, porque tu comportamiento se convierte en tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos, porque tus hábitos se convierten en tus valores. Mantén tus valores positivos, porque tus valores se convierten en tu destino.”

Crea una atmósfera positiva:

  1. Redes de energía positiva
  2. Una atmósfera de compasión, perdón y gratitud
  3. Atención hacia las fortalezas y a lo mejor del yo interno

¡Ahora sí tienes liderazgo positivo! Da el primer paso para conseguir que tu equipo de trabajo sea eficiente, eficaz y armónico!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí