¿Qué hace un Coach y por qué lo necesitas?

0
246
Coach
Coach

Seguramente has escuchado tantas cosas del coaching, que en el camino se ha desvirtuado el concepto para ti. Aquí una sencilla explicación de lo que es, para quién es y para qué sirve tener un coach.

¿Quién es un Coach?

Un coach es un compañero que va a mantener un diálogo contigo, que te hace preguntas poderosas y proactivas para indagar dentro de ti. Te va a hacer pensar sobre cosas que quizá nunca te hayas detenido a pensar o incluso que ni siquiera sabías que debías reflexionar. Lo más importante de un coach es que hará que te muevas hacia ese lugar que deseas en tu vida y trabajando conseguirás el cambio que requieres para lograr los objetivos que te has propuesto.

A través de la conversación consigue que encuentres tu manera de hacer las cosas a tu ritmo, mismo que no tiene por qué ser como el de cualquier otra persona, pues cada proceso es diferente y no puedes compararte con nadie. Durante tu proceso vas a hacer un traje a la medida de lo que necesitas, por eso no te aconseja sobre qué hacer porque como coach parte desde la humildad, donde no sólo sus conocimientos son lo más valioso, sino que confía plenamente en su cliente y en sus habilidades para superar sus bloqueos y limitaciones y así, conseguir sus metas porque desde el coaching se entiende que el cliente tiene todos los recursos necesarios y, si no los tiene, puede aprenderlos o buscar apoyo para superar todas las situaciones a las que se enfrenten, a nivel personal o profesional.

Además un coach trabaja desde el presente hacia el futuro y, el pasado sólo sirve para tener información y reconocer todos los recursos que ya tienes, traerlos al presente, pero no para quedarte anclado, sino para avanzar en la dirección de tus planes y proyectos.

Así, el papel de un coach es el de acompañarte mientras recorres tu camino en dirección a tus objetivos. No tiene el papel de juzgar lo que está bien o lo que está mal en la vida de nadie, porque ha sido entrenado para entender que cada uno tiene creencias y realidades diferentes en su vida, sin embargo, sí confronta al cliente con sus propias contradicciones

Un coach no es como un entrenador personal para hacer deporte, el que te dice lo que tienes que hacer, tampoco es un psicólogo porque no trata patologías; un coach es para una persona sana, con obstáculos a nivel profesional o personal, que quiere evolucionar, crecer o superar dificultades y sabe que podría hacer algo más de lo que está haciendo ahora, que conoce su potencial pero necesita ese empujón que le mueva para tomar acción, desarrollarse, cambiar y tener resultados diferentes. A todos nos ha pasado tener un bajón en la vida donde sentimos que nos falta algo, que no estamos obteniendo todo lo que deseamos o que no nos gusta nuestra vida tal y como es y quisiéramos que fuera diferente, ése es el momento donde un coach te puede echar una mano.

¿Realmente lo necesitas?

No es que necesites un coach, sino lo que conseguirás a través de él. Pues va a acompañarte de igual a igual, juntos en el camino de tu objetivo para que vayas en esa dirección y sigas adelante, te apoya a que tus metas sean específicas, realistas, medibles, alcanzables y relevantes en un tiempo definido y creando planes de acción que dependen completamente de ti.

En un proceso de coaching vas a tomar conciencia de tu realidad, de dónde estás ahora con respecto a dónde quieres ir en el futuro y vas a tomar responsabilidad y compromisos sobre tu propia vida, viendo tanto las limitaciones, como las virtudes y potencialidades que tienes actualmente para que seas tú la persona que dé los pasos necesarios para conseguir tu objetivo. Por ejemplo, si quieres cambiar algo en tu vida o si quieres conseguir algo en lo que parece que siempre te atoras; como conseguir pareja, adelgazar, escribir un libro, tener confianza y seguridad en ti, superar la timidez, alcanzar tu independencia económica, perder hábitos o encontrar otros, mejorar tu comunicación con la familia, la pareja, con amigos, en el trabajo, perder el miedo a alguna situación o tener el poder para enfrentarte a algo; como ves, las metas y los objetivos de cada uno pueden ser muy diferentes, pero tú tienes todo el potencial que necesitas dentro de ti y un coach sólo te apoya a encontrarlo.

Un proceso de coaching es de pocas sesiones porque aprendes a ser independiente con tus avances, pero debes tener claridad en que el resultado depende solamente de ti y del compromiso con el que trabajes.

Si quieres tener resultados diferentes, comienza por hacer cosas diferentes, no hay nada por perder dándole una oportunidad a un proceso de coaching.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí