¡Por eso amo ser un maestro!

0
323
Día del Maestro
Día del Maestro

¿Por qué te gusta ser maestro? – me pregunta la gente que no entiende esta hermosa vocación – trabajas mucho y ganas muy poco.

¿Gano muy poco? Lo que ellos no entienden es que mi ganancia no sólo está en lo que me depositan quincenalmente, sino en cada alumno que se acerca conmigo y diciéndome: “maestro, gracias por explicarme, ahora le entiendo”, o “gracias a usted  ahora encuentro interesante este tema”; o cuando un padre de familia me dice “gracias Profe por tomarse el tiempo de asesorar a mi hijo, ahora está consiguiendo mejores notas”. Es en ese momento cuando sé que mi trabajo ha marcado a mis alumnos.

Mi ganancia también se encuentra en todos los nuevos conocimientos que adquiero para poder transmitírselos a mis alumnos, y en cada cosa nueva que ellos me enseñan. Porque es real, uno aprende más siendo maestro que siendo alumno.

Mi ganancia está en cada colega con quien he podido tener la oportunidad de charlar acerca de cómo podemos mejorar el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos; en cada viaje académico que nos hace salir de la rutina y en el esfuerzo que toda la comunidad educativa hacemos para cumplir con las metas y objetivos de nuestra institución educativa.

Ser maestro es una hermosa vocación.

Se vive día a día junto con los alumnos, los directores, los administradores, el personal de limpieza, el equipo de investigación, y todos los que hacemos posible que la educación en este país siga siendo una realidad.

Eduación
Día del Maestro

Sobre todo, mi mayor ganancia está en poder aportar un granito de arena para que la educación no decrezca, para formar futuros líderes y agentes de cambio y para plantar en ellos esa semilla de curiosidad y asombro para que nunca se cansen a aprender todas las cosas que la vida les tiene que enseñar.

En resumen, mis ganancias como maestro superan lo monetario, superan las vacaciones, superan cualquier prestación. Mis ganancias como maestro están en humanizarme cada día más, para ayudar a otros humanos a alcanzar sus metas.

¡Y por eso amo ser maestro!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí