Sexo, drogas, redes sociales y lo que no puedo decirle a mis hijos

0
255

Sexo, drogas, redes sociales y lo que no puedo decirle a mis hijos

Por Rafael Agüero.

Si lo único que les dije a mis hijos sobre el sexo era que usaran protección, pensaría que soy un buen padre? Si nunca quise decirles más acerca de las drogas, estuvo bien?

¿Entonces, si al pedirles a mis hijos que tuvieran cuidado con lo que publicaran en las redes redes sociales ya que cualquier persona lo pueden ver; y esto solo quedó en una advertencia, una frase clara, acaso no fui totalmente responsable?

 Sin embargo, yo no les di más información de la que tenían que saber, porque francamente, ya no tenía nada más que decir. Me crié como un padre contemporáneamente con el Internet. Hoy en día los niños lo aprenden todo en internet, yo trataba de mantenerme al día para que estar al pendiente de su entorno. Envidio a cualquier padre que se informaba antes que su propio hijo.

Lo que debí decirle a mis hijos es:

  • Las redes sociales no esconden nada. La gente se puede ver a través de el, no importa cuanto hagas por ocultarlo. Todo lo que se publique se reflejará en ti.
  • Facebook es una herramienta  muy poderosa para herir los sentimientos. Cuando mis hijos eran pequeños, invitamos a todos los chicos de su salón para que asistieran a su fiesta de cumpleaños. Nadie debe sentirse excluido. No ser invitado no es nada comparado con ver veinte fotos de la fiesta que te perdiste. Yo debí de haberle dicho a mis hijos que pensaran en los sentimientos de otros cuando ellos publicaban imágenes y noticias. Esto no incluye que los invitados hayan publicado fotos, pero si se van a herir sentimientos, no es correcto.
  • Twitter está diseñado para impulsar el chat, y los impulsos de los adolescentes no siempre son buenos. Yo enseñé a mis hijos a detenerse en la señal de pare, espera un momento y mira a ambos lados. Debería haber dicho lo mismo de Twitter. Deténgase por un largo momento. Coloque el teléfono en el bolsillo y trata de imaginar que lo que estaban a punto de escribir iba a ser leído por mí, tu madre, tus amigos, etc. Aún así está bien? 
  • Si usted tiene algo importante que decir, lo más recomendable es decirlo en persona, no importa si se trata de un compañero, amigo o familiar. Lo más importante de todo esto, es que no use el teléfono o una computadora. Me encanta la comunicación moderna tanto como la madre a lado, pero nunca reemplazará la mirada en los ojos de otra persona.
  • Lo que puede parecer inofensivo para un adolescente, como sexting o dicho de otra manera como “el intercambio de videos inapropiados y fotos”. Si los adolescentes menores de edad tienen fotos obscenas en sus computadoras o teléfonos, hay que tener cuidado. Si sus padres utilizan estas computadoras sin saberlo, también están en riesgo. Desvío de esas fotos es también un acto criminal. Esto puede parecer divertido por un momento, pero no por mucho tiempo.

Es importante recordar mi frase favorita de Social Network, “Internet no está escrito en lápiz … está escrito en tinta”.

La primera década del siglo XXI será recordado como el nacimiento de las redes sociales. Para mí, eso significaba que la paternidad en un territorio desconocido. Mientras tanto las hijos están cada vez más cerca en la era de Internet, cada nuevo desarrollo exige una respuesta nueva. A medida que pasaba el tiempo, comencé a absorber estas lecciones, pero para los padres, Facebook es en gran medida un trabajo en progreso.

 

Grown and Flown

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí