Suicidio infantil y juvenil: Factores de riesgo

0
1206
suicidio infantil y juvenil
suicidio infantil y juvenil

El suicidio infantil y juvenil sigue siendo un tema tabú en muchos grupos sociales, particularmente en México. Uno de los mitos existentes sobre las personas que hablan de suicidarse, y aquellos que realmente lo intentan, es que se trata simplemente de una llamada de atención o de una petición de ayuda.

Los niños que hablan o escriben acerca de acabar con su vida no son tomados en serio y se les considera excesivamente melodramáticos: “¡obviamente no lo dicen en serio!” Pero no debemos nunca ignorar una amenaza de suicidio, incluso cuando provenga de un menor que lo ha hecho varias ocasiones. Es importante responder seria y cuidadosamente a dichas amenazas y a otras señales de advertencia. Estas no significan que un niño vaya a intentar suicidarse. Pero es una posibilidad que no se puede descartar.

Debemos conocer los factores que hacen que los más jóvenes sean más o menos propensos a considerar el suicidio. ¿Qué sabemos de los jóvenes que intentan quitarse la vida, o de aquellos que finalmente mueren por suicidio?

Analicemos los factores de riesgo (aquellos que aumentan las probabilidades de que un niño manifieste conductas suicidas) y los factores protectores, es decir, aquellos que reducen el riesgo.

Factores de riesgo.
Factores de riesgo.

Algunos factores de riesgo:

  • Una pérdida reciente o seria.
  • Un trastorno psiquiátrico.
  • Trastorno de consumo de alcohol y otras sustancias.
  • Tener dificultades con su orientación sexual.
  • Un historial familiar de suicidio.
  • La falta de apoyo social.
  • Tener acceso a productos y/o artículos letales.
  • El estigma asociado a pedir ayuda.
  • Barreras para acceder a servicios.
  • Acoso o abuso en cualquiera de sus formas.

Las señales de alerta incluyen cambios en la personalidad o en el comportamiento que pueden no estar obviamente relacionados con el suicidio. Cambios en los hábitos de sueño o hábitos alimenticios, también pueden ser indicios.

Actuar de manera errática o temeraria es también una señal de alerta.

Atender las llamadas de atención de nuestros niños y adolescentes no significa amenazar, prohibir o modificar su comportamiento. Te compartimos los que consideramos los factores protectores más importantes y que con seguridad, te ayudarán disminuir los factores de riesgo.

Factores protectores.
Factores protectores.

Factores protectores clave:

  • Buenas habilidades para resolver problemas.
  • Conexiones fuertes.
  • Acceso restringido a productos y/o artículos letales.
  • Acceso fácil a intervención clínica apropiada.
  • Atención efectiva para trastornos mentales, físicos y del uso de sustancias.

Entonces, ¿qué debemos hacer si estamos cerca de un menor que encaja en el perfil de alguien que está en peligro de suicidarse? Hablar y escuchar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí