Tecnología mexicana para reciclaje de unicel: Estudiantes de la UNAM

0
273

unicelReps-01 es el nombre de la máquina con la que Rennueva espera crear un modelo a seguir para  dar un adecuado tratamiento al unicel. El fin último, reciclar más EPS a fin de reducir su impacto ambiental. La búsqueda: Que empresas y organizaciones adopten esta  nueva tecnología, a fin de colaborar con el cumplimiento de sus objetivos de reciclado y sus obligaciones  medioambientales.

Más de 2 años se ha llevado la historia en la que Jorge Luis Hinojosa y Héctor Ortiz, estudiantes, fundadores de la empresa Rennueva y miembros de la Sociedad de Energia y Medio Ambiente de la Facultad de Ingeniería de la UNAM (Soema), han impulsado distintos proyectos en promoción de una cultura en el correcto manejo de residuos sólidos: Campañas de reforestación, programas de acopio de unicel, ponencias en diferentes congresos ‑sean para la comunidad universitaria o para el público en general‑, con el objetivo de sensibilizar a la población sobre las bondades y el fomento de hábitos de separación y reciclaje.

Los alumnos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM finalmente desarrollaron la máquina Reps-01, con tecnología 100% mexicana y la capacidad de transformar el unicel de cualquier presentación (incluyendo post consumo) en pélets de poliestireno, los cuales pueden ser utilizados para fabricar artículos plásticos.

Héctor Ortiz señaló que “este material tiene un potencial de reciclaje muy alto. El problema es que no existen prácticas formales para su acopio, y tampoco existía tecnología mexicana para este propósito. Decidimos desarrollar este proyecto que hoy se puede convertir en una herramienta útil para miles de empresas y gobiernos que hacen uso intensivo de este material”.

La máquina REPS01 ‑Reciclaje de EPS prototipo 01‑ representó un reto para sus creadores, ya que debido a la inexistencia de estudios sobre el material en el mundo, el diseño de una de sus piezas, parte fundamental para el uso de la máquina, conocida como husillo, requirió de más de 6 meses de estudio.

A partir de un proceso a base de calor, la Reps-01 puede extraer la materia prima de los productos desechables (integrados aproximadamente por 95% aire y 5% de poliestireno) para obtener pequeñas perlas de plástico  que pueden ser usadas como materia prima para la creación de otros artículos de plástico.

“Gracias a la innovación y compromiso de estos jóvenes estudiantes, se ha desarrollado esta tecnología en México, siendo una área de oportunidad, que permite por primera ocasión que el tratamiento del unicel sea procesado con un equipo hecho 100% por ingenio mexicano”, comentó José Gonzalo Guerrero Zepeda, director de la facultad de ingeniería de la UNAM. “Gracias a este tipo de acciones, se puede tener un impacto real en las prácticas de tratamiento de residuos sólidos en todo el país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí